Ventajas de la diversificación de las inversiones

Escrito por:

Luis Jaramillo
4 mins de lectura

Los asesores financieros y sus clientes suelen hablar de la asignación de activos y de los beneficios de la diversificación de las inversiones.

Un año como el que hemos tenido hasta ahora en 2020 puede hacer que estos beneficios sean realmente evidentes.

Para los asesores que revisan las estrategias de cartera con sus clientes, he aquí algunos puntos clave de discusión sobre la diversificación.

La diversificación es el equivalente en inversión al dicho de no poner todos los huevos en la misma cesta.

Una cartera diversificada contiene algunos componentes que no están altamente correlacionados entre sí.

Las inversiones que tienen una baja correlación suelen reaccionar de forma diferente ante el mismo conjunto de factores económicos o de mercado.

Al hablar del rendimiento de las carteras durante el periodo de volatilidad del mercado, los asesores pueden mostrar a sus clientes cómo algunas de sus carteras que no están altamente correlacionadas con las acciones se mantuvieron cuando los mercados cayeron a principios de año.

Existen dos tipos de riesgo de inversión:

El riesgo sistemático y el riesgo no sistemático.

El riesgo sistemático se refiere al riesgo inherente a todo el mercado o a todo un segmento del mercado.

El riesgo sistemático también se denomina a veces riesgo de mercado.

Este tipo de riesgo no es diversificable.

El otro tipo de riesgo es el riesgo no sistemático.

Este riesgo es atribuible a una empresa, un sector, un segmento de mercado, una clase de activos o un país concretos.

El riesgo no sistemático es un riesgo diversificable.

Se puede diversificar utilizando inversiones que no se ven afectadas de la misma manera por factores económicos y de mercado similares.

Al tener esta conversación con su cliente, usted querrá, por supuesto, expresarlo en términos que sean significativos para ellos.

Términos como riesgo sistemático y no sistemático pueden ser significativos para usted y sus compañeros de bolsa, pero puede correr el riesgo de perder a sus clientes con este tipo de jerga financiera.

Diversificación y paciencia.

paciencia

Un mensaje importante para sus clientes es el valor de la paciencia como inversor.

La paciencia significa que un inversor pone en marcha una estrategia de inversión y le da el tiempo suficiente para que funcione.

No reaccionan a cada bache de los mercados con ventas de pánico o abandonando su estrategia.

Hacerlo puede sabotear su capacidad para alcanzar sus objetivos financieros con el tiempo.

Esto no significa que no se hagan revisiones periódicas de su estrategia de inversión y que no se hagan ajustes con el tiempo.

Las cosas cambian y es importante supervisar y ajustar cualquier estrategia de inversión.

La asignación de activos de su cliente y la diversificación de la cartera van de la mano.

La diversificación es un proceso que equilibra el potencial de rendimiento de la cartera con el nivel de riesgo a la baja que asume el inversor.

Beneficios de la diversificación.

Beneficios

Al hablar de las ventajas de la diversificación con su cliente, hay que destacar algunos puntos:

  1. La diversificación sirve para reducir el riesgo de la cartera.
  2. La diversificación que incorpora algunas clases de activos poco o nada correlacionadas reduce aún más el riesgo.

La diversificación de la cartera es una parte fundamental del proceso de inversión, ya que nadie sabe cómo se comportarán a lo largo del tiempo las diferentes clases de activos, los segmentos de mercado y las empresas individuales.

Por ejemplo, en lo que va de 2020 los valores de crecimiento han superado ampliamente a los de valor. Esto no siempre ha sido así y puede o no serlo en el futuro.

La diversificación es una parte clave de la asignación de activos de la cartera del cliente.

La diversificación puede adaptarse a la tolerancia al riesgo de su cliente y a su horizonte temporal de inversión.

Una diversificación adecuada puede evitar que su cliente incurra en el coste de oportunidad de no estar diversificado.

Al igual que en el ejemplo del crecimiento frente al valor mencionado anteriormente, este coste de oportunidad puede surgir de una cartera demasiado centrada en una clase de activos, una empresa concreta o cualquier otra región o segmento de mercado.

Durante el reciente rebote del mercado y durante la década anterior, el índice S&P 500 ha proporcionado ganancias muy sólidas.

Durante los 10 años que finalizaron el 31 de julio de 2020, el SPDR S&P 500 ETF (SPY), un ETF que replica el S&P 500, proporcionó a los inversores una rentabilidad media anual del 13,74%.

Sin embargo, durante el periodo 2000-2009, el índice S&P 500 obtuvo una rentabilidad total negativa durante la década.

Esto se debió en gran parte al estallido de la burbuja de las puntocom a principios de la década y a la crisis financiera hacia el final de la misma.

A muchos inversores que se diversificaron más allá de los valores de gran capitalización representados por el S&P 500 les fue mejor.

Este es el tipo de conversación que hay que mantener con los clientes sobre las ventajas de la diversificación de las inversiones.

Aunque sus clientes sin duda confían en usted y en su asesoramiento, puede ser duro ver cómo sube el mercado y que sus carteras se queden por debajo de esos rendimientos.

Es entonces cuando entra en juego una conversación sobre su deseo de limitar el riesgo a la baja, lo que proporciona un buen contexto para hablar de las ventajas de la diversificación.

Te puede interesar: